Manifiesto


LAB.PRO.FAB

Focaliza sus líneas de investigación sobre el medio, los objetos y las prácticas humanas. La Arquitectura, el paisaje y los artefactos son asumidos como componentes de un escenario logístico; como soportes de una secuencia de acciones reprogramadas que sustentan y desencadenan modos de comportamiento e interacción social. Nos interesan: Las ecologías diversas. La reprogramación de obsolescencias. La renovación de paisajes inactivos. La reanimación de territorios en desuso: sistemas, artefactos y objetos desecho. Los fenómenos, comportamientos y dinámicas sociales locales. Cartografías sociales, políticas, económicas y tecnológicas que integren el arte, la ciencia y la cultura. Pero también nos interesan: La eficiencia constructiva y en la optimización de recursos económicos, humanos y materiales. Más el ensamblaje que lo húmedo. De nuevo la industrialización. La fabricación en serie pero al mismo tiempo customizada. Las High- Tech, pero más las Low- Tech, intentando derivarlas en tecnologías intermedias o de transferencia. La producción ‘para masas’: No la ‘producción en masa’. Lo multiprogramático y lo multipropósito. La modularidad, la repetición, la replicación y la autosimilitud. La actividad proyectual se encuentra más próxima al diseño logístico de una cadena de eventos que a la construcción masiva. El proceso maneja un itinerario de acciones que programa la secuencia edificable y la activación del entorno.


Territorios de acción. El laboratorio fue creado a partir de una estructura conceptual y operativa focalizada en tres campos de trabajo transversal: el profesional, el experimental y el académico. El profesional como un espacio para abordar demandas reales, formas de consumo y particularidades del mercado local e internacional. El experimental desarrolla territorios de investigación que amplifican los umbrales de la práctica y pone en crisis las doctrinas disciplinares. El académico es esencialmente un ámbito de generación de conocimiento que impulsa y estimula la innovación y promueve una lectura e interpretación discursiva y propositiva de la realidad. La práctica evoluciona fundamentalmente por la implementación y continua revisión de metodologías de investigación proyectual. Desde sus inicios el laboratorio se ha enfocado en desarrollar técnicas mestizas entre disciplinas del diseño y protocolos de integración con otras parcelas del conocimiento. Los procesos de proyecto y fabricación han permitido intercambios y desplazamientos sobre territorios que abarcan el arte, las ciencias aplicadas y las inteligencias locales. El LAB tiene como base fundacional la complementación de dos ámbitos de la producción, el arte: como territorio irreverente, subversivo, panfletario, con un lenguaje de denuncia que disloca las certidumbres y supera la repetición de modelos predeterminados; y, la investigación científica y cultural aplicada: como plataforma para la adquisición y aplicación de conocimientos tanto del mundo académico como del saber popular.

Antecedentes. Las primeras exploraciones (1996) se establecen entre dos grupos subterráneos con intereses volcados a las obsolescencias, el desuso, la caducidad y el desecho, básicamente en dos escalas diferenciadas: anatomías de lo artificial a la escala del territorio y el residuo industrial y híbridos maquina organismo, a la escala del objeto y a su nivel prestacional. De este vínculo surge proyecto.capsula como un colectivo que vincula la posibilidad de intervención a gran escala de la arquitectura y la incorporación de las prestaciones de sistemas y componentes constructivos a menor escala. Bajo las premisas de reusar, reciclar, reconceptualizar, reprogramar, extender la vida de los objetos o hacerlas evolucionar a 2das, 3ras o 4tas vidas el proyecto capsula lo hemos concebido como la malla relacional que cohesiona las distintas formas de aproximación a estos problemas multiplicando su poder de acción y transformación. En el año 2000 proyecto.capsula toma como base la ciudad de Caracas, pero deriva aproximadamente 5 años por docencia e investigación en Costa Rica, Philadelphia, Nueva York. Finalmente se estabiliza en Santiago de Chile durante dos años (2003-2005). En el 2005 se consolida en Ccs. el laboratorio de proyecto y fabricación, y es entonces cuando dirige decididamente su agenda hacia la ciudad como un territorio de pruebas, centrando la experimentalidad directamente en el oficio.